Quien es watermelon

Me llamo Nerea tengo 26 años y vivo en la Costa Brava. En la universidad estudié ciéncias de la actividad física y el deporte, especializándome en salud con el Máster en actividad física y salud de la Universidad de Barcelona. Además de hacer distintos cursos para tener mayores herramientas y conocimientos: pilates, ejercicio físico pre y post embarazo, hipopresivos, alimentación, cocina vegetariana… Nunca dejo  de actualizarme y de leer información de los mejores especialistas en nutrición y ejercicio.

Si me tengo que describir en pocas palabras…

Me considero un persona amable, empática, atenta, abierta a nuevas experiencias, buena “escuchadora”, y me gusta hablar solo cuando tengo algo que decir. Competitiva y perfeccionista, por lo tanto exigente conmigo misma y cabezota por conseguir lo que me propongo. Soy introvertida aunque no tímida, intuitiva, respetuosa, fiel a mis ideas y a mi estilo de vida. Me considero buena amiga de mis amigos y de pocos amigos. Me encanta la naturaleza, el mar, hacer ejercicio y disfruto comiendo, sobre todo con la fruta de verano, el brócoli, el aguacate, el pan con tomate (pa amb tomàquet), los frutos secos y el chocolate negro.

Screenshot_2017-06-24-12-57-04

Que me puede diferenciar de otros bloggers en esta moda “healthy life style” – estilo de vida saludable.

Algo que me caracteriza es que os puedo hablar desde mi propia experiencia, he vivido en primera persona ese cambio a una mejor vida, plena y feliz gracias a una alimentación saludable, una actividad física responsable y aprendiendo a escuchar a mi cuerpo.

Entre en la adolescencia todavía con un cuerpo de niña muy musculoso por todas las horas que le dedicaba a la gimnasia artística. El cambio en mi cuerpo no fue progresivo, pues las lesiones me obligaron a dejarlo tajantemente y pasé de entrenar 3-4h  al día 6 días a la semana, a no poder hacer casi nada por los dolores. Apareció la regla, el acné, la celulitis, quilos de más… No supe aceptar esos cambios y caí sin darme cuenta en un desorden alimenticio con restricciones, seguidas de a atracones y vómitos provocados por la ansiedad. Gracias a mi familia, mi pareja, mis mejores amigos y profesionales sanitarios, conseguí salir de ese agujero negro, en el que por desgracia muchas chicas y chicos caen en la adolescencia y no siempre salen ilesos.

IMG_1815

Mi salud física quedó perjudicada, acudí a distintos especialistas que empezaron a diagnosticarme que si colon irritable (que no tiene solución, lo provoca mi carácter, la ansiedad… vamos que aprendiera a vivir con ello), intolerancia a la lactosa (consume productos sin lactosa y apáñate), ovarios poliquísticos (ocultaron los síntomas tomando pastillas anticoceptivas pero al dejarlas: amenorrea, resistencia a la insulina, acné…) dolor lumbar de un hernia discal y siática (deja de hacer tanto ejercicio y dejará de dolerte)…

Me sentía desorientada de lo que realmente era bueno o malo! La inquietud me llevó a investigar; quería entender qué ocurría mi cuerpo dependiendo de los alimentos que ingería, como afectan las hormonas al estado de ánimo, metabolismo y mi sistema inmune; que tipo de ejercicio físico era el más adecuado según mi condición física…

Con el tiempo me he dado cuenta de no existe una ciencia exacta en la nutrición y el ejercicio físico, pues lo que para unas personas puede ser muy bueno, a otras les puede causar un efecto negativo, y que lo que ayer se creía saludable hoy se ha visto que no lo es tanto.

Además, cuanto más me formaba en la universidad y por mi cuenta, más consciente era de todas las mentiras y manipulaciones que existen en la información de la industria alimentaria, y las distintas modas en el mundo del ejercicio. Actualmente tenemos muchísima información falsa a nuestro alcance, por lo que hay que saber reconocer cual es la verdadera ciencia que investiga por el bien de los demás y no de su propio bolsillo.

Que me ha movido a abrir una web/blog

Como ya he dicho antes, mi situación personal me llevó a indagar, leer, empaparme de conocimientos, pero veía como cuánto más me cuidaba, más bicho raro era para los demás. Parece un poco contradictorio sentirse diferente por hacer algo tan normal como cuidarse, pero antes de que empezaran las modas de los batidos detox, la avena y el fitness, beber bebidas vegetales, pedirme una hamburguesa de espinacas o subir por las escaleras porque me gusta, no era lo común.

Hay una la cita budista que dice: para enseñar a los demás, primero has de hacer tú algo muy duro: has de enderezarte a ti mismo.

Esto es exactamente lo que he estado haciendo esto últimos años de mi vida, aprender a escuchar mi cuerpo, lo que me pedía, lo que necesitaba para encontrar mi propio equilibrio para sentirme con energía, sana y feliz.

Lo que empezó como algo personal, se convirtió en mi pasión! Ayudar a los demás a sentirse mejor a través de hábitos en alimentación saludable, de ejercicio físico responsable, y dándole al cuerpo y lo que necesita en cada momento. 

Con el tiempo me he dado cuenta que cuando empiezo hablar de lo que me apasiona la gente me escucha con mucha atención, que hay mucho desconocimiento y muchos falsos mitos por derrumbar…

Esta web es un buen canal para conseguir llegar a todos vosotros, y si con él consigo hacer que algunos os sintáis mejor, más felices, más sanos y tengáis una vida más plena, habré logrado mi objetivo.

10574227_10204705946039388_8075436102618575770_n